Pentagrama

El pentagrama o pauta musical es el lugar donde se escriben las notas y todos los demás signos musicales en el sistema de notación musical occidental. Está formado por cinco líneas y cuatro espacios o interlíneas, que se enumeran de abajo hacia arriba. Las líneas son horizontales, rectas y equidistantes.

El pentagrama es el símbolo gráfico en el que se centra toda la grafía musical. Es en él donde se escriben las notas musicales y otros signos musicales como los compases o las fórmulas de compás. El pentagrama está compuesto por cinco líneas horizontales y paralelas; además de equidistantes.

Estas cinco líneas paralelas forman cuatro espacios entre ellas. En estos espacios también se ubican las notas musicales. En la práctica, decimos que hay cinco líneas y cuatro espacios Estas líneas y espacios se nombran de abajo a arriba; así, por ejemplo, la línea de más abajo la podemos nombrar como primera línea.

A este pentagrama musical se le pueden añadir más líneas y espacios a través de lo que se conoce como líneas adicionales. Hay veces que las notas exceden el ámbito del pentagrama, es por eso que es necesario el uso de estas líneas adicionales.

Los sonidos más graves se escriben en la parte más baja del pentagrama.Conforme un sonido musical se va haciendo más agudo, su nota va ascendiendo a través del pentagrama musical. Por otra parte, no es recomendable que las notas excedan en cuatro o cinco líneas de las del pentagrama.

 

Sistema y Llave


Un sistema se visualiza con la unios de varios pentagramas con una sola línea vertical que se  traza en la parte izquierda del pentagrama. Esto indica que la música de todos los pentagramas que se encuentran en el sistema  se van a interpretar al mismo tiempo.

La linea del sistema que realiza la agrupación de varios pentagramas muestra las agrupaciones de instrumentos que funcionan como una unidad. Un ejemplo de ello puede ser la sección de cuerda de una orquesta.

En ocasiones se utiliza una segunda línea vertical para mostrar los instrumentos agrupados en pares, tales como los oboes primeros y segundos, o bien los violines primeros y segundos de una orquesta.

Una llave se emplea para unir varios pentagramas que representan a un solo instrumento, como un piano, órgano, arpa o marimba.