Escala Musical

Todos los sonidos generados por la naturaleza, inclusive los generados por la vibración de cualquier elemento como puede ser una cuerda de una guitarra, o el aire que pasa dentro de los tubos de un instrumento de viento, además de la frecuencia principal que generan, producen armónicos, generalmente con volumen mas bajo, y guardan una relación matemática con el sonido principal, esta relación es el doble de la frecuencia del sonido principal, el triple, cuatro veces la frecuencia del sonido principal, etc..

Es esta la razón por la cual el oído humano, junto con el cerebro, han evolucionado de forma tal, que al escuchar los sonidos cuyas frecuencias están en la proporción simple (2/1, 3/2, 4/3,etc.), los reconoce como un sonido agradable.

La variedad de tonos que nuestro oído es capaz de percibir es muy elevada, estando acotada tan sólo por los límites de sensibilidad de nuestro sistema auditivo, normalmente desde los 20hz hasta los 20.000hz. Teniendo en cuenta que el oído humano puede diferenciar sonidos con 1hz de diferencia, bien podríamos tener una cantidad ingente de notas en nuestra escala musical.

Ahora bien, de este espectro sonoro es preciso elegir ciertas frecuencias o tonos con las que podamos disponer de un conjunto de sonidos que permitan la construcción de las melodías. El músico necesita una escala musical concreta con la que componer y ejecutar su música.

En música, al emitirse dos o más sonidos simultáneos, se dice que se produce un “acorde“, que puede ser “consonante” o “disonante“, según que la sensación experimentada sea agradable o desagradable, cuando la sensación agradable es producida por una sucesión de sonidos, entonces se tiene una “melodía“.

La experiencia enseña que la sensación producida no depende de los valores absolutos de las frecuencias de los sonidos, sino de la relación entre ellas, es decir, del intervalo (cociente de las frecuencias, tomando siempre como numerador la mayor frecuencia), siendo esta sensación tanto más agradable, cuanto más sencillo sea el intervalo entre los dos sonidos.

La melodía consiste en la elección y número de notas que componen un período musical, por ejemplo en las obras de tipo orquestal, la melodía es interpretada por el solista, siendo acompañado por el resto de la orquesta que proporciona la armonía.

El lenguaje empleado en música contiene una serie de expresiones cuyo significado físico interesa conocer, como por ejemplo:

a) tesitura (tono de un sonido);

b) color (características propias del timbre);

c) crescendo ydescrecendo (intensidad de un sonido que aumenta o disminuye);

d) fuerte, piano, pianísimo (máxima intensidad que puede producirse, sonido suave y muy suave);

e) el trémolo (producir una nota de frecuencia fundamental inferior a los 16 Hz, aunque rica en armónicos);

f) vibrato (variaciones rápidas y pequeñas en el tono de una nota).

 

Intervalo Musical

En la música es muy importante la relación que existe entre la frecuencia de los distintos sonidos, a esta relación se le llama intervalo. Los intervalos musicales pueden medirse en términos de la relación de frecuencias de los sonidos, aunque en música reciben nombres propios cuya correspondencia física depende del tipo de escala utilizada.

Los más importantes, por su simplicidad y su importancia a la hora de construir la escala musical, son:

La octava. Cuando la cuerda medía un medio del total, el sonido se repetía, pero más agudo. La octava es lo que correspondería a un salto de ocho teclas blancas del piano; o mejor dicho, una octava es la repetición de un sonido con una cuerda con la mitad de longitud, por tanto, otra nota armoniosa. Su frecuencia es doble.

La quinta es otro intervalo entre notas que se obtiene con una cuerda de largura dos tercios de la inicial. Su frecuencia es de tres medios del sonido inicial. Corresponde a un salto de cinco teclas blancas en un piano.

La cuarta es, como las anteriores, otro intervalo entre notas que se obtiene con una cuerda de largura tres cuartos de la inicial. Su frecuencia es cuatro tercios de la nota inicial.

 

Concepto de Escala

Denominamos escala a la sucesión ordenada de las notas musicales. Está formada, generalmente, por siete sonidos musicales, a los que damos el nombre de grados. Los grados se representan mediante números romanos y a cada uno se le asigna un nombre.

Las dos características que distinguen una escala de otra son:  • el número de notas que tiene  • la distancia entre sus grados.

La utilidad práctica de la escala musical es fundamentalmente didáctica, y permite sintetizar la composición particular de un sistema musical, como también exponer de manera simplificada, esquemática y conveniente el material melódico y/o armónico del que está compuesta, en parte o en totalidad, una obra musical sometida a estudio.

Tipos de escalas


Principalmente, son dos los tipos de escalas musicales que existen: las escalas mayores y las menores. Ambas, además de por sonoridad, se distinguen por la situación de los dos semitonos que en cada una aparecen. Así, en las escalas mayores los semitonos se  encuentran dispuestos entre los grados III–IV y VII VIII´; y en las escalas menores  entre los grados II-III y V-VI.

Una escala se puede construir a partir de cualquiera de las notas que la componen. De esta manera podemos obtener tantas escalas como notas intervienen. Según el número de sonidos que se empleen se denominan las escalas como: pentatónicas (cinco notas; muy común en la música oriental), hexátonas (seis), diatónica (siete) y dodecafónica o cromática (doce sonidos)

 

ESCALA NATURAL: También llamada diatónica o heptatónica. Es la usada en la música occidental. Está formada por las siete notas naturales, que normalmente se presentan en el siguiente orden: do, re, mi, fa, sol, la y si (las teclas blancas del piano), abarcando lo que se denomina una octava.

Se pueden construir siete escalas naturales, una a partir de cada nota de la serie. La diferencia entre ellas está en el lugar que ocupan los semitonos entre los grados la escala. Como ejemplo ponemos la escala sobre Do: los semintonos están entre los grados III y IV y entre el VII y I (VIII). Entre el resto de los grados hay un tono.

 

ESCALA CROMÁTICA: También llamada dodecafónica. Consiste en la serie de los doce sonidos posibles en la octava: los siete naturales (teclas blancas del piano) y los cinco alterados o cromáticos (teclas negras del piano). La distancia entre cada grado es siempre de un semitono; por lo tanto se puede comenzar una escala cromática en cualquier sonido, y siempre tendrá la misma apariencia.

En la teoría musical se distinguen seis tipos de escalas dodecafónicas, dependiendo de la alteración que se emplee en las notas cromáticas.