Elementos constitutivos de la música

Los elementos constitutivos de la música son tres: Ritmo. Melodía y Armonía.

Ritmo: es el orden y la proporción de los sonidos en el tiempo. En las artes plásticas,pintura, escultura y arquitectura, el Ritmo se manifiesta en la ordenación de líneas, formas y colores a través del espacio. En la Música y la Literatura, en la ordenación de sonidos y palabras a través del tiempo.

El concepto rítmico nace en el hombre de la facultad de poder dividir un todo en partes, de poder agrupar y ordenar las cosas para una mayor comprensión y asimilación. Sin Ritmo, no serían posibles las nociones de espacio y tiempo.

El Ritmo tiene una constante principal que es el movimiento. En la Música, Ritmo, Melodía y Armonía son, a la vez, movimiento agudeza sonora y simultaneidad de sonidos. Por tanto podemos considerar el Ritmo en tres aspectos
fundamentales: Ritmo de valores, Ritmo melódico y Ritmo armónico.

Ritmo de valores: Es la relación que, en lo que a duración se refiere, guardan los
sonidos entre sí.

Ritmo binario: Es el que se compone de dos percusiones o impactos sonoros, (uno es
el dar y otro el azar- parte fuerte y parte débil).
Ritmo ternario: consta de tres pulsaciones, acentuándose la primera de ellas.

Diferencia entre Ritmo y Compás. El compás es una medida. Se trata de un determinado número de unidades de tiempo que forman los compases separados por líneas verticales llamadas divisorias. El compás no se oye. El ritmo comprende la disposición de los valores de tiempo dentro del compás. El ritmo existe por sí mismo mientras que el compás ha sido creado por el hombre para comprender más fácilmente el ritmo.

 

Melodía: Es una sucesión de sonidos ordenados rítmicamente que contiene un pensamiento o idea musical. La parte cantable y más pegadiza de una composición musical.

Ritmo melódico: Se concibe de dos maneras:
1º) El que está formado por la diferente altura de los sonidos.
2º) El que regula y ordena los sonidos en un significado ideológico. Es decir a través del Ritmo, los sonidos se agrupan en pequeñas ideas musicales de manera que la melodía queda dividida en fragmentos de desigual extensión e importancia. El  de mayor extensión y elocuencia es el que abarca la Frase Musical.

 

Armonía: Es la parte de la música que trata de la formación y enlace de los acordes que acompañan a una melodía.

Acorde: Conjunto de tres o más notas distintas que se ejecutan simultáneamente pudiendo ir ordenadas por terceras.

Ritmo armónico: Viene determinado por los acordes, las cadencias, (puntos de reposo) y la modulación, (acordes que anuncian un cambio de tonalidad). Los acordes producen combinaciones de movimiento y reposo, al igual que las notas de una melodía.

Cadencias: Son los signos de puntuación del lenguaje musical y consisten en un encadenamiento de acordes que delimitan las frases. Pueden ser conclusivas (si cierran con carácter definitivo la exposición musical) y suspensivas (si señalan un reposo momentáneo para proseguir, después, con la exposición)

Parámetros del sonido


Entendemos por sonidos la sensación que percibimos en nuestro oído ante la vibración de un cuerpo. Un cuerpo que vibra, como las cuerdas de una guitarra), produce un movimiento vibratorio que es transmitido a través de las partículas del aire, estimulando nuestro tímpano. Esta sensación es enviada al cerebro para su procesamiento. Los límites aproximados de percepción se sitúan entre las frecuencias de 16 y 20.000 Hz por segundo. Por debajo de este ámbito se encuentran los infrasonidos y por encima los ultrasonidos.

El sonido se representa gráficamente a través de la onda sonora, y en ella se pueden apreciar los cuatro parámetros o cualidades del sonido: Intensidad, Altura, Duración y Timbre.

Intensidad: Denominada generalmente volumen, es la fuerza con que se produce un sonido. Nos indica si el sonido producido es fuerte o débil. Se mide en decibelios (Db). A mayor amplitud de onda sonora, más fuerte será el sonido. A menor amplitud, más débil.

Altura: Es la cualidad que nos permite reconocer si un sonido es grave o agudo. Se determina por la frecuencia de la vibración y se mide en ciclos por segundo, (c.p.s.). A mayor número de vibraciones, más agudo será el sonido. A menor número de éstas, más grave.

Duración: La permanencia de un sonido en el tiempo determinará la duración. Es la cualidad que nos permite reconocer si un sonido es largo o corto.

Timbre: Es la cualidad que nos permite distinguir un sonido de otro. Así, distinguimos una voz de otra o el sonido de un piano del de una guitarra. Es la envoltura que acompaña a todo sonido.